Memories.

Publicado: 1 octubre, 2015 en Uncategorized

Todas tenemos sombras, algunas unas más que otras.

Y las tuyas jamás dejaron de perseguirte. Pero te diré algo, como sigas refugiándote en ellas, echándolas de menos y rindiéndote a los “¿y si…?” no vas a poder seguir hacia delante. Bien está que algunas te sigan buscando, porque lo único que consiguen con ello es humillarse aún más; y bien está también, mirar al pasado para aprender. Pero, en tu caso, volver la vista atrás no merece la pena ni para coger impulso.

Todas tenemos sombras, inquietudes que hacen que avancemos con temor.

Sin embargo, el secreto de los valientes es no decir nunca que tienen miedo. Y gracias a éste, tenemos la única ocasión en la que podemos ser valerosos. El temor debe ser la adrenalina que nos obligue a tomar decisiones, que nos excite, que nos dé la pimienta de la vida. Que nos haga sentir que estamos vivas.

Todas tenemos sombras, sí. Pero hay que aprender a convivir con ellas para poco a poco, dejarlas atrás.

Y tú, en concreto, tienes que pegarles el carpetazo. Para siempre. Por mucho que duela, por mucho que cueste.

Anuncios

Protestas, súplicas, sugerencias, hechizos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s