Diástole.

Publicado: 18 marzo, 2014 en Uncategorized

– Los ojos que laten, la sangre que enrojece los labios y en medio del pecho una cicatriz que escribe los días vividos. No hay huellas de lo no andado, de ahí la libertad de poder andar por donde queramos.

– ¿Y los no vividos?¿Los escribe el corazón o la razón?

– Los escribe el inconsciente controlado como puede la limitada razón…O esa es la conclusión que llegan la mayoría de neurocientíficos.
– ¿Y el alma?
– El alma es un concepto muy problemático. Si puedo contar las mismas cosas sin ella, para qué añadir este elemento sin pruebas que complica enmormemente algo que ya funciona bien sin ésta.
– No estoy muy de acuerdo, puesto que sin el alma pienso que todos funcionaríamos de igual manera.
-Exacto. Lo que hay es materia viva suficientemente compleja como para crearse una mente. Cuando la materia deja de estar viva, pierde su complejidad, la mente desaparece. ¿Deprimente? Sí. Pero no hay ningún motivo racional para creer en algo más.
– Pero tampoco lo hay para no creerlo, ya que el alma también desaparece del cuerpo vivo. Lo que ocurra después, eso déjaselo a los teólogos, los creyentes o simplemente los hacedores de fe de este mundo.
Anuncios

Protestas, súplicas, sugerencias, hechizos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s