Mil ciento noventa y dos.

Publicado: 3 septiembre, 2013 en Uncategorized

Hay veces que simplemente y sin saber por qué, una tiene la necesidad de volcar las palabras conforme llegan a su cabeza, sin ningún tipo de orden, raciocinio o fundamento.

Como el título de la entrada, aún no sé qué puede significar.

Pero no debemos olvidar que las mejores noches son aquellas que no se planean; y los mejores días son aquellos en los que al salir de la clase, pasa delante de la puerta con su coche tu mejor amigo.

O tardes de compras en el Mercadona que se convierten en fastuosas cenas; o salidas del gimnasio donde has pasado horas machándote para tomarte unas cervezas en el bar de enfrente, por el simple placer de reír y pasar un buen rato.

No sé aún qué sentido tiene escribir ésto, pero seguro que más tarde o temprano, lo sabré.

Hoy va a ser un gran día. Comenzamos Septiembre.

Anuncios

Protestas, súplicas, sugerencias, hechizos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s